Salir
Menéndez Pelayo s/n 50009 - Zaragoza (España) universa@unizar.es 976 761 997
banner expoTALENT'24
UNIVERSTAGE 2024
CAMPUS RURAL 2024
BANNER EMPRESAS expoTALENT´24

Prácticas rurales en Castejón de Valdejasa

Última modificación
Mié , 25/10/2023 - 01:47

Castejón de Valdejasa es un municipio de la provincia de Zaragoza, perteneciente a la Comarca de las Cinco Villas. Son poco más de doscientas personas las encargadas de mantener con vida a este pequeño pueblo aragonés.

Como dice Gabriel, el estudiante de prácticas del Convenio Desafío “o vienes de propio o es que te has perdido”. Así, es Castejón, una pequeña localidad donde se sigue saludando por la calle y donde han acogido a Gabriel como si esta fuera su casa.

Gracias a Desafío, el convenio suscrito entre la Universidad de Zaragoza y la Diputación Provincial de Zaragoza, los estudiantes cuentan con la oportunidad de cursar sus prácticas en un entorno rural. De esta manera, además de reforzar sus habilidades y competencias en la materia en cuestión, contribuyen al reequilibrio territorial, incentivando la llegada de capital humano a los pueblos más afectados por la despoblación.

Gabriel Pardos comenzó su aventura en Castejón de Valdejasa a principios del mes de julio. El joven está estudiando Ciencia y Tecnología de Alimentos en la Universidad de Zaragoza y decidió embarcarse en el Programa Desafío para comenzar su experiencia profesional de una forma madura y responsable. 

En su camino se cruzó el Corral del Tío Nicasio, una empresa de productos escabechados de Aragón y de vino de garnacha. Su eslogan resume a la perfección su actividad: “La cocina de siempre, hecha como nunca”.

Pollo, conejo, perdices… todo ello escabechado y listo para abrir y comer. Se reparten todos los productos por la zona y por la capital de la provincia y, además, disponen de una página web con todo lo necesario para poder efectuar compras online y que conozcas la pintoresca historia de la empresa. 

En esta cadena de producción, que va desde el campo hasta la mesa de tu casa, Gabriel interviene en todo el proceso. Gracias a la confianza de Ignacio, uno de los dueños de la empresa y el tutor del estudiante, el alumno de Ciencia y Tecnología de los Alimentos está adquiriendo conocimientos cruciales para desarrollar su actividad laboral en un futuro muy próximo.

Además, Gabriel está viviendo, debido a que es uno de los requisitos del convenio, en una casa rural recién reformada de la localidad. Gracias a estos detalles, un pequeño pueblo de poco más de 200 habitantes recibe gente joven que potencia el desarrollo social y económico de la localidad.

Otro caso es el de María, una graduada en la misma titulación que apostó también por realizar sus prácticas en el Corral del Tío Nicasio el año pasado. Confió en el convenio Desafío, se hizo con la confianza de la empresa y ahora, recién graduada, cuenta con un puesto de trabajo.