Salir

Prácticas rurales en Gallur

Última modificación
Mié , 25/10/2023 - 01:47

La Asociación para el Desarrollo de la Ribera Alta del Ebro, más conocida como ADRAE, desarrolla su actividad en los diecisiete municipios que forman la comarca. Contribuir a la revitalización de la zona, favorecer un crecimiento sostenible de sus pueblos o dinamizar estrategias de desarrollo socioeconómico son algunos de sus objetivos.

Su sede está ubicada en el número 9 de la Calle Mayor de Gallur, una localidad de la Ribera Alta del Ebro que ha tenido diversos asentamientos humanos desde etapas prehistóricas. A día de hoy, son dos estudiantes las que se han asentado en este pequeño pueblo para vivir un verano muy enriquecedor, tanto a nivel personal como profesional.

Sofía Casado y Gema Cocián, graduadas respectivamente en Geografía y Ordenación del Territorio y Periodismo, decidieron dejar de lado la ciudad para realizar sus prácticas universitarias en el entorno rural. Ambas tutorizadas por María del Castillo García, una entusiasta del Convenio Desafío – Arraigo suscrito entre la Universidad de Zaragoza y la Diputación Provincial, están potenciando su currículum mientras reavivan el ambiente de la localidad de la Ribera Alta del Ebro.

Sofía, persuadida por su tutora de prácticas, decidió embarcarse en esta aventura cuando comenzó el verano. Junto a Rodrigo, un compañero de clase, planifica la estrategia de desarrollo local para los próximos cuatro años. Mediante procesos participativos con diferentes asociaciones de la comarca, buscan soluciones a las problemáticas del territorio.

La geógrafa, a pesar de su juventud, no tiene dudas sobre su futuro: “Soy de Gallur, llevo toda la vida aquí, y tengo claro que quiero quedarme. Nuestro propósito es dar a conocer todas las ventajas que ofrece el mundo rural y potenciar la labor de ADRAE, que es esencial para el desarrollo potencial de la comarca”. Sofía sabe de sobra que la ciudad ofrece más servicios, pero “el trato con la gente es lo que hace del pueblo un lugar diferente, un lugar especial”.

A Gema no hizo falta convencerla. El año pasado ya tenía su asiento en ADRAE, donde cada mañana “trabajaba muy duro por la mejora del mundo rural”. Este año repite, con el beneplácito de María del Castillo, Katy para los amigos: “cuando el año pasado entró Gema, fuimos trending topic [bromea]. Si tienes profesionales, se nota mucho. Yo no sé de periodismo ni de redacción, por lo que su ayuda es fabulosa para mí y para la asociación”.

La periodista, además de estar aprendiendo Diseño Gráfico en un Instituto de Zaragoza, trabaja en el proyecto Tierra Minera. “Es un plan de cooperación entre varios grupos de desarrollo local de Aragón y alguno de fuera de la Comunidad. Intentamos poner en valor el patrimonio minero de la comarca”. Se va a desarrollar un proyecto de realidad virtual y realidad aumentada para que los más curiosos puedan tener una imagen real de cómo funcionaban las minas.

Gema cree en un futuro en el entorno rural, en el que siempre ha vivido: “es muy importante dar visibilidad a que los titulados también tienen una oportunidad en el medio rural, no es solo para los agricultores”. La recién graduada cree que deberíamos conocer que todas las empresas necesitan gente titulada, sobre todo con el crecimiento del mundo digital”.

La Asociación tiene muchos proyectos pendientes, en los que hay mucho trabajo y mucha dedicación detrás. Se planean iniciativas como la Jornada Inspiradora el próximo 20 de octubre. Allí se realizarán paseos interpretativos por la Ribera del Ebro gracias a la colaboración con Birdie Aragón.

 Se están maquinando muchas otras iniciativas y proyectos en la Calle Mayor de Gallur, donde gracias a la colaboración de las chicas de prácticas y al entusiasmo y dedicación de todos los trabajadores, se empieza a creer en un futuro próspero para la Comarca de la Ribera Alta del Ebro.