Salir
Menéndez Pelayo s/n 50009 - Zaragoza (España) universa@unizar.es 976 761 997
banner expoTALENT'24
UNIVERSTAGE 2024
CAMPUS RURAL 2024
BANNER EMPRESAS expoTALENT´24

Prácticas rurales en Mainar

Última modificación
Mié , 25/10/2023 - 01:47

La Granja San Miguel lleva criando a sus gallinas desde el año 1968. Perteneciente al territorio de Villareal de Huerva, es una de las empresas con mayor crecimiento del sector avícola de puesta, apostando desde siempre por los sistemas de producción alternativos en suelo, campero y ecológico. Este compromiso con el bienestar animal ha sido uno de los motivos que ha atraído a Mar Sánchez, una estudiante del Grado en Veterinaria, hacia el pequeño pueblo zaragozano de Mainar de 164 habitantes en el Campo de Daroca. 

Gracias al Programa Desafío – Arraigo, suscrito entre la Universidad de Zaragoza y la Diputación Provincial de Zaragoza, Mar ha logrado desempeñar sus prácticas en una granja avícola en la que ha conseguido cerrar su ciclo y meterse “en el mundo de la producción”, ya que con anterioridad había hecho prácticas en el resto de los campos de la veterinaria.

La estudiante ha logrado “mucho desarrollo personal”, y es que Mar ha desempeñado tareas de todo tipo en las que “aprender es día a día haciendo cosas y viéndolas” junto con la veterinaria responsable de sanidad de la granja. Sus tareas diarias y semanales no han sido para nada monótonas. La futura veterinaria ha hecho el seguimiento de lotes de producción y consumos, la revisión del estado de las naves, tomar muestras, controles rutinarios, pesaje de los animales y análisis de los diferentes lotes producidos. 

Con una saca de nuevos conocimientos, Mar ha cambiado su chip y ha conocido de cerca esta empresa de producción como una nueva salida laboral. Aunque su sueño es dedicarse a la etología clínica, Mar se quiere empapar de todo lo relacionado con la veterinaria y que al final esté donde esté “lo que surja bienvenido sea”. Anteriormente, ya había estado en muchos pueblos por amigas suyas, pero el vivir trabajando para ella era toralmente nuevo. Y ha encontrado en el campo un lugar nuevo donde pasar sus tardes de una forma distinta a la ciudad.

Su mes ha sido muy gratificante e invita a otros estudiantes a seguir este proceso: “Que lo hagan. Cien por cien. Que no pierdan la oportunidad porque no se va a arrepentir”. Mar ha vivido en la Granja San Miguel una experiencia en la que le ha servido para “adaptarse a todo tipo de situaciones”. Además, vivir una experiencia laboral por primera vez en el medio rural ha hecho que Mar aprendiera a defenderse, solventar problemas, recibir órdenes y trabajar en equipo en una gran empresa.